COMO ESCOGER LA BASE SEGÚN TU TIPO DE PIEL

La base es uno de los pasos más importantes a la hora de maquillarnos, ya que nos permite emparejar el tono de la piel y cubrir imperfecciones, dejándola más uniforme y con un aspecto más vivo y saludable. Existen muchos tipos de bases en el mercado, con diferentes texturas, formatos y acabados, por lo que seguro podrás encontrar una que se adapte tanto a las necesidades de tu piel como al acabado y estilo que sueñas tener. Sin embargo, sabemos que escoger la base adecuada no siempre es lo más sencillo y pueden surgir muchas dudas al momento de hacerlo. Por esto, te damos algunos tips para que puedas escoger la base que siempre has querido, teniendo en cuenta tono, acabado y tipo de piel!

Conoce las diferentes texturas que existen

  • BB Cream: Las BB Creams o CC Creams son un hibrido entre cuidado de piel y maquillaje, están diseñadas para ser multi funcionales. Estos productos no solo tienen color para difuminar las imperfecciones y emparejar la apariencia de la piel, también cuentan con ingredientes que mejoran su luminosidad, tratan afectaciones específicas y hasta la protegen del sol con SPF, todo depende de la que escojas. Esta opción es ideal para quienes buscan un acabado ligero y natural. También es perfecta para las personas a las que les gusta ahorrar tiempo y dinero, ya que muchas tienen la capacidad de actuar como hidratante, bloqueador, maquillaje y hasta suero, disminuyendo la cantidad necesaria de productos en tu rutina diaria.
  • Base en polvo: Este formato es perfecto para quienes buscan un acabado matte aterciopelado. Su textura lo hace ideal para las personas con piel mixta a grasa. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las texturas en polvo tienden a resecar todo tipo de piel, por lo que es fundamental prepararla e hidratarla a profundidad al escoger este tipo de productos. Adicionalmente, se recomienda escoger productos no comedogénicos para evitar la obstrucción de los poros.
  • Base líquida: Las bases líquidas suelen ser ligeras y fluidas, por lo que su aplicación es muy sencilla. En este formato podemos encontrar bases de cobertura baja y de cobertura construible que nos permiten jugar con el acabado dependiendo de la ocasión. Se pueden encontrar algunas con acabado luminoso y otras con acabado mate. En cuanto a la cobertura adecuada, esto depende completamente de la preferencia de la persona. Por el otro lado, cuando de acabados se trata, se recomienda un acabado luminoso para aquellas personas que tengan piel seca y los acabados más sedosos o mates para quienes tengan la piel grasa. 
  • Base cremosa: Este tipo de base suele ser más denso y por ende tiende a tener un cubrimiento mayor.Es perfecto para todos aquellos que quieran una piel completamente perfeccionada y para quienes busquen un nivel de cubrimiento más alto. En este estilo también encontraras distintos acabados dependiendo del resultado que desees obtener y de la textura natural de tu piel. Nuevamente se recomiendan los acabados glowy y jugosos para las pieles secas y sensibles, y los terminados mates para las pieles grasas.
  • Base en stick: Esta es una de las bases más populares del momento, gracias a la practicidad que aporta y a lo fácil que es su aplicación. La mayoría suelen ser densas y de alto cubrimiento, perfectas para las pieles grasas que buscan un acabado mate. Pero, también existen en el mercado varias opciones de acabado como de segunda piel, perfecto para quien busca un acabado natural en el día a día.

Qué ingredientes debes buscar en una base según las necesidades de tu piel?

Hoy en día, son muchas las bases que cuentan con ingredientes que ayudan a cuidar tu piel. Es esencial entender qué ingredientes debemos buscar y cuáles evitar para que nuestra piel se vea y se sienta sana. Las pieles secas, deshidratas y maduras, deben optar por ingredientes como el ácido hialurónico, el agua de coco, la vitamina E y la vitamina C que aporta luminosidad. Por el otro lado, las pieles grasas deben alejarse de los productos que contengan aceites y siliconas, optando por componentes como el ácido salicílico que ayuda a equilibrar los niveles de oleosidad. Para las pieles sensibles, lo ideal es evitar los alcoholes, las fragancias artificiales y los aceites.  Los productos suaves e hidratantes serán su aliado número 1.

Cómo puedo escoger el tono adecuado para mi?

Este es uno de los puntos más importantes al escoger nuestra base de maquillaje, ya que nadie quiere andar por ahí con la cara excesivamente blanca, muy naranja o muy oscura. Para escoger el subtono adecuado para ti, debes saber si tu piel es cálida, neutra o fría.  

Una forma clásica para saber qué tipo de piel tienes es mirar las venas de tu antebrazo. Si tus venas son de color verdoso tu tono de piel es cálido. Si, por el contrario, son de color azulado, tu tono de piel es frío. Siempre es bueno hacer esta prueba acompañado de alguien más para tener una segunda opinión. Si no logras identificar de forma puntual ninguno de los 2 colores, es probable que tu piel sea neutra

Ahora que sabes este tip, escoge el subtono ideal para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s